Canciones del verano que has bailado, aunque ahora te avergüences
Ana Escobar - 20 de Junio de 2017

Canciones del verano que has bailado, aunque ahora te avergüences

cancion verano

Canciones del verano ha habido muchas y ninguna se ha distinguido por su riqueza musical, pero siempre hay extremos… Ahora no mires para otro lado porque muchas de las canciones de esta lista las has bailado como si no hubiera un mañana.

Esta es nuestra apuesta de temas que, aunque no fuesen la canción del verano perfecta, conquistaron en su momento. Si te avergüenzas de habértelos aprendido de memoria no pasa nada; nosotros también lo hicimos.

1- Cómo ronea – Las Chuches

Las pobres chicas tuvieron que conformarse con un videoclip low cost, pero lo podían haber compensado coordinándose mejor en la coreografía. En cualquier caso, quizás lo peor del tema es que durante todo un verano se aplaudió el hecho de que una niña quisiera conquistar a su novio poniéndose guapa y esperando que así él se acercase a ella y “le pidiera” para salir. La posibilidad de una conversación o de que fuese la niña la que tomara la iniciativa nunca se contempló.

2- El camaleón - King africa

Con La Bomba ya explotó el ritmo monótono y las mulatas en bikini, pero al menos esa tenía coreografía (es difícil distinguirla entre tanto colorido y movimiento de caderas pero existe). Con este tema sólo cambió la letra sin apenas variar el ritmo. Ese estribillo de “el camaleón cambia de colores según la ocasión” llegó a cansar hasta la saciedad, pero como rimaba… lo bailamos.

3- El tiburón – Proyecto 1

La canción ya empieza con un “fui a la discoteca a ver si me conseguía una fresca”. ¿Se refiere a la cerveza o a la chica? En cualquier caso, si esto se escuchase hoy en día el letrista ya estaba más que denunciado por machismo y eso sin haber visto el videoclip… A principios de los noventa el reguetón no estaba de moda, pero había canciones como esta en la que ya dicen eso de “un poquito más duro” mientras a los hombres se les cae la baba cuando ven moverse a una marea de chicas en bikini.

 

4- Dale morena – Don Omar

Original original no era… El videoclip se limitaba a mucho perreo con, tal y como dice la letra, la chica siempre en primer plano y contoneándose esperando que el moreno le acorrale. El estribillo está bien para escucharlo unas dos, tres, cuatro veces, pero luego es de esos que se te mete en la cabeza y te taladra el cerebro. ¿Era necesario? Pensamos que no.

5- Papi Chulo - Lorna

Que no engañe el ritmo rápido de la canción porque la letra tiene perlas como “mujeres vírgenes que se quiten los pelos”. Mirando un videoclip lleno de movimientos más que sugerentes a lo Dirty Dancing y escuchando los jadeos del estribillo esto es lo más suave que se podía encontrar. Al menos aquí la mujer llama directamente al hombre y no es este el que presupone que ella está desesperada porque acuda en su busca.

6- Los micrófonos – Tata Golosa

La prueba viviente de que cualquiera puede hacer una canción del verano mientras meta alguna referencia sexual por algún lado y en el videoclip haya mujeres bailando ligeras de ropa. ¿Argumento? Ninguno; basta con alternar una palabra (“micrófonos”) con otras subidas de tono y sin ninguna coherencia entre sí.

7- El baile del gorila – Melody

Casi la única canción de la lista que no tiene el sexo como tema principal. Además, los bailarines van vestidos en el videoclip y la niña inventó hasta una coreografía para que los más jóvenes la bailaran delante de sus abuelos mientras se les caía la baba. ¿El problema? Que también empezaron a bailarla los adultos y la verdad es que, visto con distancia, un poco bastante ridículo sí que es el temita…

8- Hasiendo el amor – Dinio

El famoso cubano novio de Marujita Díaz (por aquel entonces) estudió detenidamente todos los temas del verano de los años anteriores antes de componer el suyo. Se dio cuenta de que para qué insinuar si directamente puedes decir el mensaje de manera explícita; también vio que no tenía sentido meter letra en la canción si con el estribillo bastaba. Nos sentimos culpables por volver a sacar a la luz el resultado, pero avisamos de que no es apto para los amantes del buen gusto.

9- Gasolina – Daddy Yankee

Lo de la discoteca y las chicas bailando mientras el macho asegura que les dará lo suyo funcionaba, pero se podía mejorar. Daddy Yankee introdujo un elemento fundamental que elevó la ecuación a otro nivel: coches. ¿Qué puede ser más romántico que comparar a una mujer con un coche? Haciendo un uso sublime de la metáfora Daddy Yankee convirtió este tema en la canción del verano y de parte del invierno.

10- Bambú - Las primas

Todo no podía ser reguetón. Esto no lo es, pero tampoco nos sentimos capacitados para definir el género musical al que pertenece este tema… Lo que sí podemos afirmar con rotundidad son tres cosas: que los padres de estas chicas no las ayudaron a hacer el videoclip, que todas aprovecharon bien las clases de poesía en el instituto y que no han tenido apoyo de ningún diseñador en el vestuario. Este hit veraniego fue además tremendamente educativo puesto que enseñó a una generación entera el significado de “rebullente” (es como se pone la serpiente). Ahora falta que la RAE lo incorpore a su base de datos.

Compartir