¿Por qué tus entradas para un concierto valen tan caras?
Ana Escobar - 03 de Marzo de 2017

¿Por qué tus entradas para un concierto valen tan caras?

publico1

Llevas tiempo esperando el anuncio de gira de tu artista favorito y cuando por fin se produce... "¿Pero qué precios son esos?" Piensas que vas a tener que vender tu alma al diablo para poder ver el concierto a kilómetros de distancia y con los ojos más puestos en la pantalla que en el escenario. Tranquilidad. No podemos cambiar los números de tu cuenta bancaria pero sí que podemos explicarte dónde va el dinero de tu entrada.

Lo primero que sorprende cuando se empieza a bucear un poco en el mundo de la música es lo poco que ganan (la mayoría de) los artistas por dar un concierto. Antes de que alguno suelte la carcajada vamos a explicarlo. Por supuesto, no es que los artistas no ganen dinero. Artistas grandes pueden llevarse la mayoría del beneficio resultante de la venta de entradas de un espectáculo. Sin embargo, para los artistas pequeños es mucho más difícil ganar dinero con la venta de entradas. ¿El motivo? Tienen mucho que repartir.

Gastos derivados de un concierto

  • Backline. Es el equipamiento necesario para que el grupo o el artista pueda dar un concierto. Esto incluye todo lo que tiene que ver con el escenario: amplificadores, instrumentos, mobiliario, etc.
  • Ticketing (diseño y distribución de las entradas).
  • Derechos de autor.
  • Catering del personal que trabaja en el espectáculo.
  • Transporte de instrumentos y personal.
  • Alojamiento del artista y de su equipo.

Planear un concierto es un proceso realmente complejo en el que intervienen muchos factores. Tan sólo el montaje del escenario puede suponer días enteros y un equipo de gente dedicado a ellos en exclusiva:

Quién gana dinero además del artista

Además de los gastos reseñados anteriormente, antes de que el artista ingrese sus beneficios tiene que repartirlos con una serie de personas que intervienen en el proceso de concertar una gira.

  • Tengo que consultar con un abogado: Un abogado es necesario para evaluar los distintos contratos que se establecen con la discográfica, la promotora, los agentes, etc. Por supuesto esto cobra importancia a la hora de gestionar una gira. Todo esto podría ser tarea del manager, pero la ventaja de los abogados es que tienen detrás una organización que regula su profesión. Esto no sucede con un manager ni con un agente.
  • Eso lo lleva mi manager: El manager es la figura de mayor confianza del artista y el que toma con él todas las decisiones sobre su carrera (incluyendo la elección del agente o de la discográfica). En ocasiones, un manager tiene incluso licencias creativas en la producción musical del grupo o cantante.
  • Hable con mi agente: Es la figura que complementa al manager y es quien se encarga de gestionar todo lo relacionado con un evento en vivo, incluidos los gastos derivados del mismo. El porcentaje que se lleva el agente puede variar entre el 20 y el 60 por ciento de cada actuación.

Después de esta información quizás no te sientas mejor con respecto a los elevados precios de la gira a la que quieres ir, pero al menos ahora sabes dónde va el dinero de tu entrada. Esto no quiere decir que no haya artistas que ganen sumas de dinero más que considerables con cada actuación; simplemente no hay que perder de vista el hecho de que no todo el beneficio recae en ellos. Detrás de cada concierto hay mucho más que un artista.

Compartir